UNA OBRA DE INGENIERIA GIGANTESCA

Con la llegada de la última tanda de cilindros de acero, la creación de la isla artifical oriental cerca de Macao está llegando a su conclusión. Así, la construcción del puente que unirá Hong Kong, Zhuhai y Macao ha entrado en una nueva fase.

“Zhenhuan 16″, la última tanda de 8 cilindros de acero que pesan un total de 4 mil toneladas llegó el sábado a la localidad. Después de un viaje de 4 días, los gigantescos cilindros de acero finalmente arribaron a la zona de construcción y las labores de construcción del puente van viento en popa.

El Puente entre Hong Kong, Zhuhai y Macao es en realidad una serie de puentes y túneles que conectarán la zona oeste de Hong Kong con Macao y con la ciudad de Zhuhai, en la provincia de Guangdong. Entre los proyectos de construcción más importantes destacan la isla artificial oriental, el Tunel a Través del Puerto, la isla occidental artificial, el Puente del Canal de Qingzhou y el Puente del Canal de Jiuzhou.

Se espera que esta vía de comunicación de unos 50 kilómetros de largo cueste 10 mil 700 millones de dólares. Debido a su longitud, se convertirá en una de las obras más grandes de la zona. La construcción del puente comenzó en diciembre de 2009 y se espera que finalice en 2015.

El puente contribuirá al desarrollo económico de toda la región. En el caso de Hong Kong, el proyecto permitirá a la ciudad consolidar su estatus como centro internacional de aviación y de navegación.

Al conectar Hong Kong, Macao y Zhuhai, el puente formará una red de transporte regional y constituirá un nexo terrestre entre las 3 ciudades. Además, la obra servirá para que se materialicen los beneficios estratégicos derivados de promocionar el desarrollo socioeconómico de la ribera occidental del río Perla.

 

 

About these ads