EL EX PRESIDENTE, GEIR HAARDE, NO SE ENTERABA DE NADA... O NO QUERÍA

“Rechazo todas las acusaciones, y creo que son infundadas”. Son palabras del ex Primer Ministro de Islandia, Geir Haarde, en el primer dia del juicio que afronta en Reykjavik.

Este conservador de 60 años, que ejerció el cargo desde 2006 hasta 2009, aparece como el único responsable de la crisis, en 2008 que llevó al sistema financiero de la isla escandinava a la bancarrota.

En 2010, una comisión de investigación señalaba sin embargo a otras varias figuras públicas como corresponsables de la debacle económica.

El Parlamento actual, que podría denominarse de izquierda, decidió finalmente acusar tan solo a Haarde, que está siendo juzgado por un Tribunal Superior que jamás había sido convocado desde su creación en 1905.

El ex primer ministro, que fue obligado a renunciar a su cargo, se enfrenta a un máximo de dos años de prisión. Su delito: haber demostrado “grave negligencia ” ante los síntomas alarmantes del sistema bancario islandés y haber ignorado voluntariamente las señales del colapso. Los conservadores protestan argumentando que el juicio es una “farsa política”, que tan solo ha ido en busca de una cabeza de turco.

Islandia se dotará de una nueva constitución que debe ser aprobada por el Parlamento. Su redacción ha despertado el entusiasmo de los observadores extranjeros, debido a su fuerte carácter participativo. Tras una reunión de carácter constituyente, los diputados consideraron muy útil que todos los ciudadanos fueran invitados a participar en la redacción de los artículos a través de las redes sociales.

La Carta Magna pues, tendrá un apoyo social desde su gestación, aunque la participación ciudadana no fue muy alta, en parte debido a los escasos conocimientos jurídicos de la mayoría.

About these ads