El gobierno alemán suprimirá la ayuda por desempleo a los ciudadanos de la Unión Europea (UE) que lleguen al país sin un puesto de trabajo, informa hoy la agencia Europa Press.

En un comunicado, el ejecutivo anunció esa determinación a causa del aumento de inmigrantes del sur del continente en la nación germana en busca de empleo.

Extranjeros procedentes de países como Grecia, Portugal y España ya no podrán recibir la denominada ayuda Hartz-IV, sostiene un reciente informe enviado por el Ministerio alemán de Trabajo a la Agencia Federal de Empleo.

Por decisión de la Corte Federal Social de octubre de 2010, los inmigrantes de cualquiera de los 17 países firmantes de la Convención de Asistencia Médica y Social en 1953 pueden solicitar el beneficio de desempleo en cualquiera de esos Estados mientras buscan trabajo.

La postura del Gobierno de Angela Merkel suscitó críticas de los partidos de la oposición.

Para el vicepresidente del grupo parlamentario del Partido Socialdemócrata, Elke Ferner, con esa medida la política social alemana vuelve a ser la de antes de 1953.

About these ads