EN LA SEGUNDA VUELTA, MELENCHON, COMO BUEN TROTSKISTA, TENDRÁ QUE APOYAR A HOLLANDE

Más de 120 mil personas marcharon hoy hasta la Plaza de la Bastilla, de esta capital, para apoyar al candidato del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, en su campaña por alcanzar la presidencia de Francia.

La manifestación, denominada por los organizadores como la segunda toma de La Bastilla, ocurrió en momentos en que la agrupación aumenta su potencial de simpatías en las diferentes encuestas realizadas en el país galo.

Según un sondeo publicado este domingo, Mélenchon obtendría el 11 por ciento de los sufragios, sólo dos puntos menos que Francois Bayrou, del movimiento Demócrata, quien marcha en cuarto lugar.

La demostración podría elevar aún más la intención de voto a favor del Frente de Izquierda, señalan analistas. En la marcha participaron militantes y simpatizantes que arribaron desde todos los confines del territorio francés, e incluso, muchos residentes en países vecinos.

Al finalizar la caminata, Mélenchon pronunció un breve discurso durante el cual llamó a sus seguidores a protagonizar una revolución ciudadana para transformar la vida de todos los franceses.

Tomar cada plaza, cada pueblo y ciudad de Francia, organizar la réplica de este 18 de marzo”, pidió el candidato ante la multitud reunida en la plaza erigida donde otrora estuvo la prisión de La Bastilla cuya toma en 1789 marcó el inicio de la Revolución francesa.

El Frente de Izquierda surgió tras la fusión de varias agrupaciones lideradas por el Partido Comunista Francés y el Partido de Izquierda, fundado por Mélenchon, antiguo senador socialista de clara tendencia trotskista.

Una elevada votación en la primera vuelta de los comicios presidenciales le permitiría a esta coalición negociar con ventaja su inclusión en un futuro gobierno, así como obtener un buen número de diputados en las elecciones legislativas de junio.

About these ads