“¿Y tú cuánto cuestas?, es un producto del desencanto por la cultura gringa” (O.Rubio)

La idea de la película surgió luego de la lectura de las obras de Noam Chomsky” (O.Rubio)

EL MEXICANO OLALLO RUBIO, CINESTA, RADIOFONISTA, AUTOR DE ESTE EXCELENTE TRABAJO

Olallo Rubio, conocido por su trabajo como locutor en la desaparecida estación radiofónica Radiactivo 98.5 FM, debutó en la pasada edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara con su obra ¿Y tú cuánto cuestas?: las dos funciones tuvieron lleno completo y mañana se estrena en salas comerciales.

En entrevista con La Jornada el joven cineasta revela: “Surgió después de leer mucho a Noam Chomsky y de experiencias personales; me di cuenta de que Estados Unidos es el imperio más siniestro en la historia de la humanidad, pero al mismo tiempo le tengo cariño. Me interesaba mucho hacer cine de los temas que uno conoce, creo que no se había hecho una película sobre esto, porque no es sobre la frontera ni migración, sino de cómo nos estamos volviendo mercancías, de cómo la influencia del modelo económico de Estados Unidos está perjudicando a México”.

“¿Y tú cuánto cuestas?” fue la encargada de inaugurar la octava edición de la Latin Alternative Music Conference.

El cineasta agrega: “Está filmada en Nueva York y la ciudad de México, si la pudiéramos dividir en porcentajes, 50 por ciento serían opiniones a personas que viven en esas dos metrópolis hablando sobre su percepción del dinero, qué es lo más caro del mundo para un vendedor de frutas o para una ejecutiva de Manhattan… hablan de racismo, de la posible privatización de Pemex… no nos centramos en la figura de ningún político, pero sí en los círculos de poder. El resultado, desde la perspectiva de la película, es que todo está podrido”.

En estricto sentido ¿Y tú cuánto cuestas? no es un documental convencional, más bien corresponde a un subgénero inclasificable, ya que combina tonos y vertientes discursivas, entrevistas con gente común elegida al azar, parodias televisivas y segmentos animados con distintas técnicas.

Refiriéndose a las críticas que ha recibido su trabajo Olallo refiere: “La gente es muy prejuiciosa: antes, cuando me dedicaba a la locución decían que era el Howard Stern mexicano, porque echaba desmadre; ahora que hago un documental que toca ciertos temas políticos me comparan con Michael Moore, pero son opiniones que se basan en las referencias cinematográficas muy limitadas. Mi trabajo se parece más a Monty Python, al trabajo que hice en Radioactivo y a los documentales de Oliver Stone. Además hice el documental porque me di cuenta de que todo el tiempo estamos viendo hacia Estados Unidos. Yo, después de vivir y abrazar la cultura gringa, festejarla como lo máximo, darme cuenta de lo que ha hecho su gobierno me choqueó y entré en una crisis de identidad y este es el resultado”.

Dando una vuelta de tuerca a este mismo asunto agrega: “Los gringos que la han visto, agentes de ventas y posibles distribuidores, la consideran antiestadunidense, pero los mexicanos no la consideran así; creo que es una cosa de percepciones que quien la ve la complementa con su propia información”.

About these ads