Una serie de artículos firmados (incluyendo “al alimón”) por connotados periodistas, escritores y analistas, más algunos editoriales en el diario “Gara”, portavoz de la izquierda abertzale y soporte mediático de los movimientos independentistas vascos, me reafirman en la más que lamentable y poco rigurosa línea editorial que mantiene dicho periódico, en temas como las invasiones y masacres en Libia e Irak, los atentados terroristas contra Siria o las amenazas hacia Irán y Corea del Norte.

gara

No utilizaré el término “sospechosa”, en honor a mis muchos amigos/as de aquella nación, que militan en colectivos sociales y políticos de ejemplar trayectoria, por solidaria y combativa, contra el fascismo y este régimen neofranquista disfrazado de sistema.

Personalidades del mundo del intelecto escriben, desde que la “primavera árabe” floreciera en los ordenadores del trotskismo más reaccionario, con un entusiasmo propio de los presentadores de la cadena FOX (en mi videoteca no falta de nada, aunque sea vomitivo), lanzando manifiestos más propios de un Monseñor Escrivá de Balaguer, que de aquellos que dicen dedicarse al estudio de los conflictos y movimientos de liberación del mundo esclavizado.

El otro, ese que llaman libre, empleó todo tipo de artimañas para perpetuar en el poder a dictadores sangrientos como Franco, Batista, Papa Doc, Somoza, reyes de Marruecos, emires de Kuwait, príncipes de Arabia Saudita, de Bahrein, emperadores como Reza Pahlevi, generales como Pinochet, Videla o Stroessner y un interminable listado cuyos asesinatos y genocidios superan los perpetrados por la Alemania nazi.

DE MOMENTO EL IV REICH BATE EL RECORD DE CRÍMENES DE LA ALEMANIA NAZI

DE MOMENTO EL IV REICH BATE EL RECORD DE CRÍMENES DE LA ALEMANIA NAZI

No en vano, Fidel Castro, refiriéndose a EE.UU., bautizó al imperio y sus lacayos como el IV Reich.

Pero no sólo el Mundo Libre desplegó su estrategia militar y aniquiladora de todo lo que oliera a oposición, sino que sus medios colocaron guindas en los pasteles hagiográficos de los dictadores más arriba citados.

Gara” se situó del lado de quienes tratan de poner fin al conflicto político que enfrenta todavía a la izquierda independentista y el estado borbónico, por medio de un diálogo abierto y no excluyente.

Debería, por tanto, reclamar el mismo método para poner fin a las masacres en naciones de Oriente Medio y Latinoamérica hoy criminalizadas por Washington y Bruselas.

No es así. “Gara” se coloca junto al ABC y la cadena FOX a la hora de desvirtuar y manipular los atentados y muertes que se producen en Siria, incluso poniendo en solfa de la veracidad de los servicios informativos de Rusia o China, Venezuela y Cuba, que dejan nítidamente claro el brutal atentado de la fuerza aérea del régimen israelí contra un centro de investigación militar en Damasco, causando víctimas mortales y decenas de heridos.

Sin embargo, el espíritu de Don León Trotsky anima al diario abertzale (al menos a sus principales responsables) a azuzar al lector, para que comprenda que la única forma de democratizar el mundo árabe y el islámico es a bombazo limpio.

Curiosa actitud intelecual, cuando se ha apoyado y defendido que esos artefactos no resuenen nunca más en Euskadi, en línea con la valiente y meditada decisión de la organización armada ETA.

PARA EL DIARIO "GARA" PARECE QUE ES SIRIA LA QUE AGREDIÓ A ISRAEL

PARA EL DIARIO “GARA” PARECE QUE ES SIRIA LA QUE AGREDIÓ A ISRAEL

Dado que desde hace años varios presidentes conducen al continente latinoamericano por la senda de la liberación, reivindicando a históricas figuras independentistas como Martí, San Martín, Bolívar y el Ché; presidentes que firman tratados comerciales y culturales con los gobiernos de todas las naciones “objetivo” del neoliberalismo; gobiernos que condenan abiertamente los atentados que financia Occidente, desde Mali a Kabul pasando por Damasco y Bagdad, me temo que, más tarde o más temprano, “Gara” lanzará toda su artillería informática sobre las revoluciones en Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia o Nicaragua. Verdaderamente un escenario muy propio de la cadena Fox.

Recuerdo que los grupos trotskistas de hoy son continuadores de la política contrarrevolucionaria de sus abuelos ideológicos durante la II Guerra Mundial. No en vano su líder profetizó la victoria del nazismo sobre la Unión Soviética.

Y es que un despiste lo tiene cualquiera: lo que quiso decir Don León es que la victoria sería del neonazismo estadounidense, hoy europeo.