En España, entre el 49 y el 53 % de la gestión del agua ya está en manos privadas. Es el nuevo negocio, privatizar la gestión de este recurso básico.

El Gobierno de Madrid lo está intentando pero decenas de plataformas sociales lo han conseguido parar, por ahora.

La ONU reconoce el acceso al agua como un derecho humano básico. En España este derecho está pasando a manos de empresas privadas.

En 33 capitales de provincias la gestión de este recurso básico ya es privada. Por lo que el precio del agua se está incrementando. Una vez más la excusa de hacer frente a las deudas supone la privatización de un bien público a favor de las grandes empresas.

Anuncios