En la línea habitual del ganador del concurso de TV “Podemos“, el profesor adjunto Iglesias, declaró hace unas horas que las sanciones impuestas por EE.UU. contra Venezuela “no son la mejor solución“, apostando por el diálogo con el país caribeño. ¿Y quién crea el problema?

No precisó (o no quiso hacerlo) quién considera que ha mostrado voluntad para ello y quién, en lugar de responder al llamado, sanciona y amenaza.

Idéntico punto de vista mantiene el canciller del gobierno neofranquista, García Margallo, que lamentaba la suspensión de la reunión de cancilleres de Unasur, prevista en Montevideo.

La decisión fue adoptada por el nuevo mandatario Tabaré Vázquez, debido a que Maduro tildó de “cobarde” al vicepresidente uruguayo Raúl Sendic (hijo del heroico guerrillero), quien había declarado que no tenía constancia de la injerencia de EEUU en la política de Venezuela”.

Millones de personas tenemos constancia de que el presidente Nicolás Maduro (no Obama) mantiene la oferta de diálogo desde que fue elegido democráticamente por el pueblo venezolano, como primer arma de construcción pacífica para con sus rivales políticos y en las deterioradas relaciones con EEUU.

Millones de personas hemos comprobrado la veracidad y consistencia de las acusaciones formuladas por Venezuela contra EE.UU., a través de las pruebas irrefutables (videos, testimonios, grabaciones telefónicas), muy graves, de injerencismo, espionaje, financiación de las guarimbas, tentativa de magnicidio e intento continuado de desestabilización contra Venezuela.

La patochada de Sendic, alegando que no tenía constancia sobre esos hechos, es merecedora cuando menos de un improperio directo y radical.

EL PARLAMENTO EUROPEO TILDA A LEDEZMA Y LEOPOLDO LÓPEZ, DE "OPOSITORES PACÍFICOS", AUNQUE HAYAN SIDO RESPONSABLES DE DECENAS DE MUERTOS Y HERIDOS. EN LA FOTO, LEOPOLDO CON UN ARGUMENTO EN LA MANO

EL PARLAMENTO EUROPEO TILDA A LEDEZMA Y LEOPOLDO LÓPEZ, DE “OPOSITORES PACÍFICOS”, AUNQUE HAYAN SIDO RESPONSABLES DE DECENAS DE MUERTOS Y HERIDOS.
EN LA FOTO, LEOPOLDO CON UN ARGUMENTO EN LA MANO

Yo le hubiera dedicado incluso un denuesto algo más duro, en la línea del diputado uruguayo Raúl Perdomo, quien afirmó que  Sendic desmerece su apellido y fue un traidor a la causa de la izquierda.

Pablito Iglesias, en su afán por bailar La Yenka (cuya letra forma parte del titular de este artículo), es capaz de subirse al podio de la interrogante, preguntándose “¿firmo o no firmo?“, cuando le presentaron un documento que condena la supuesta violación de los DDHH en Venezuela.

Al final, tras varias conversaciones con su confesor Santiago Alba, su asesor espiritual, Luís Alegre, y su compadre Íñigo Errejón (tres tristes trotskistas por vocación), no estampó su firma, colocándose al lado de la izquierda europea.

Antes de eso, Podemos había recibido con todo cariño a la esposa plañidera del alcalde Ledezma, que como todos sabemos es un terrorista de extrema derecha. La yenka funciona.

Iglesias no sólo no critica la actitud agresiva y belicista de Obama, sino que mantiene la duda como principio inexorable en su carrera hacia el estrellato. Y se estrellará, más sigue adelante.

COMPRENDO LA DUDA SEXUAL, LA INCERTIDUMBRE ANTE EL DENUESTO, LA VACILACIÓN ANTE EL TECLADO, PERO NO ANTE LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA. CLARO QUE HAY QUIEN PREFIERE DEJARSE QUERER POR EL GRAN JEFE BLANCO

COMPRENDO LA DUDA SEXUAL, LA INCERTIDUMBRE ANTE EL DENUESTO, LA VACILACIÓN ANTE EL TECLADO, PERO NO ANTE LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA.
CLARO QUE HAY QUIEN PREFIERE DEJARSE QUERER POR EL GRAN JEFE BLANCO

Comprendo la incertidumbre sexual, la culinaria, la del denuesto contra el botarate de turno o la que te corroe al echar un órdago a pares, pero no comprendo la vacilación a la hora de defender la democracia.

La pusilanimidad,  incoherencia e indefinición ideológica de este supuesto progresista, le colocan exactamente en el lugar opuesto donde se asientan quienes apoyamos las revoluciones latinoamericanas y denunciamos las políticas criminales europea y estadounidense (con Israel al fondo) en Irak, Libia, Siria o Ucrania: en el terreno de la Yenka. Atrás.

Desde este blog comunicamos al Club de Fans de Iglesias, que hay millones de personas que van hartándose del baile maldito, que han palpado los recelos y titubeos del Nene, de su monumental indecisión a la hora de elegir entre el compromiso político y la adulación al poder. ¿Quo Vadis, Paulus?

No se puede mantener una mentira tanto tiempo. Y menos aún mientras se baila la yenka.

 

Anuncios