JAUME ROURES (FOTOMONTAJE DE HELIO MORENO)

JAUME ROURES (FOTOMONTAJE DE HELIO MORENO)

El Blog del Viejo Topo

Aunque una mayoría social de ingenuos todavía se crea que los medios de comunicación son una especie de ONG altruista, y que existen para informarnos con escrupulosa imparcialidad de cuanto sucede y nos rodea, la realidad es muy distinta.

Son el principal agente de socialización política, y por tanto el principal vehículo que permite a la ideología dominante reproducirse.

El tratamiento de la información/desinformación a través de los medios, sigue procedimientos para blindar el status quo.

Por ello es normal que los medios sean propiedad del capital financiero. Examinad quiénes componen los consejos de administración de los medios y estaréis contemplando el centro neurálgico del poder capitalista. Nada es casual en los medios.

Que un familiar del emir de Qatar, Ghanim Alhodaifi Al Kuwari, haya invertido 64 millones de euros en acciones de PRISA (una insignificancia para los petromagnates) es la manera de condicionar el tratamiento de la información de todo cuanto tenga que ver con Oriente Medio. Apenas es un ejemplo.

Cuando intentamos hacer ver a los más ingenuos lo que hay detrás del apoyo político a partidos como Podemos por parte de cadenas como La Sexta TV, a menudo replican: “lo hace por negocio”.

Ingenuidad angelical. Se equivocan. Como negocio, hay muchos otros campos de inversión más ventajosos para el capital financiero, pero el ejercicio del poder en tu toda su amplitud exige también el control de los medios, como muy bien sabía el magnate Botín.

Solo desde su función de control político y de instrumento configurador de la conciencia social, podremos entender cuál es el papel de los medios sistémicos de comunicación.

Ocurre a veces que se produce una colisión de intereses entre magnates de los medios. Y en ese cruce de espadas salen a relucir informaciones que desnudan el entramado financiero que existe tras los medios.

Esto ha pasado con la guerra entre el grupo PRISA (El País, SER, etc.) y Jaume Roures, propietario del diario digital Público (diario oficioso de Podemos); una guerra que viene de muy atrás, de cuando Roures intentó con Público sustituir a El País como principal periódico padrino del PSOE, a cambio de los favores de Zapatero.

En su etapa más reciente, PRISA – el gran padrino protector del PSOE desde la Transición- decidió desvelar el entramado financiero de Roures, con informaciones publicadas en El País que vinculaban al podemita Jaume Roures con supuestas cuentas bancarias en paraísos fiscales.

En mi opinión, quizás PRISA ha tirado de sus fuentes en las fontanerías políticas de EE.UU., ya que no resulta fácil obtener la información que publicaron.

La querella presentada por parte de Roures fue instantánea, dando paso a un combate de boxeo judicial en el que han aflorado más datos.

Esto último es recogido por la revista Mongolia en número de enero de 2016. Transcribimos el artículo que fue publicado en la sección “Perro come perro” de la revista.

Un artículo que sobre todo los simpatizantes de Podemos debieran leer, ya que Roures ha sido el gran facilitador del partido de Pablo Iglesias, su lanzadera en la arena política con Público.es (tarea más tarde amplificada por La Sexta TV).

Ref. documental:Los tentáculos financieros de Roures”. Revista Mongolia, nº 40, enero de 2016, págs. 42-43.

NOTICIA COMPLETA EN:

http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2016/01/los-tentaculos-financieros-de-roures-el.html

Anuncios