Las que fueran respectivas parejas sentimentales de Pablito Iglesias e Íñigo “Potter” Errejón, léase Tania Sánchez y Rita Maestre, se han molestado por las alusiones de carácter machista emitidas y/o publicadas en medios periodísticos españoles, sobre la condición de ambas como “novias” respectivas de los dos mentados, fundadores de la versión española del obamesco Yesgüican.

TANIA Y RITA, RITA Y TANIA, LAS DOS EXNOVIAS DE PABLITO E ÍÑIGO, PASAN A LA ACCIÓN POLÍTICA Y LOS MEDIOS SE CEBAN EN ELLAS COMO LOS BUITRES EN LA CARROÑA

TANIA Y RITA, RITA Y TANIA, LAS DOS EXNOVIAS DE PABLITO E ÍÑIGO, PASAN A LA ACCIÓN POLÍTICA Y LOS MEDIOS SE CEBAN EN ELLAS  COMO REBELIÓN CON ASSAD, COMO RTVE CON VENEZUELA…

Indignadas por ello (¡como debe de ser!), Tania y Rita protagonizan esta semana una iniciativa político-feminista, cuyo objetivo es dirigir el colectivo socialdemócrata en la villa de Madrid, destinado a destronar a aquellos primeros inventores del chollo podemista.

Sufrimos dos años de bombardeo televisivo, radiofónico y de prensa, aunque salimos indemnes a pesar de la pertinaz promoción (¿gratuita?) de la que gozaron los trotskos.

Rita y Tania, tanto monta, lamentan, sin evitar el mohín pero sin el menor asomo de ironía o sarcasmo, el machismo imperante en los mismos medios periodísticos que auparon al “Partido de la Yenka” a la fama mundial.

En esas plataformas se recuerda a las audiencias y/lectores/as que, tanto una como otra, fueron el apoyo sentimental, partidista y amistoso de los mentados más arriba, pero obvian educadamente otros que no cito, porque soy un caballero.

Me pregunto si ha llegado el momento de que ambas nieguen que hoy son famosillas y conocidas por el llamado “gran público” o por “la gente” (como le gusta al fan de Zapatero).

Es “de cajón”, que esa condición de ex parejas les supuso un hueco importante en el proyecto político-mediático y, lo que es más notorio, un puesto de trabajo excelentemente remunerado en organismos públicos.

También es notorio el nepotismo galopante (amiguismo) existente en el Club de Fans de Pablito.

Podríamos citar a Nagua Alba, sobrina de Santiago “Catón” Alba Rico (censor máximo del portal http://www.rebelion.org) y nieta de Lolo Rico, creadora del programa “La Bola de Cristal”.

Nagua es la actual jefa de Podemos-Euskadi por su condición de familia directa del ideólogo trotskista del Club, elegida para el cargo mediante una votación interna teledirigida y con una ridícula participación “de las bases”.

NURIA SÁNCHEZ, OTRA EX NOVIA CONTRATADA POR SU ROMEO EL CONCEJAL GUILLERMO ZAPATA

NURIA SÁNCHEZ, OTRA EX NOVIA CONTRATADA POR SU ROMEO EL CONCEJAL GUILLERMO ZAPATA

Otra “novia” en liza, aunque menos famosa que las mentadas es Nuria Sánchez Díaz, que fuera pareja del concejal madrileño Guillermo Zapata (Ahora Madrid) contratada por su ex  como asesora con un sueldo de 50.000 euros brutos al año.

Como nepotista fue el nombramiento de Andrea Ortiz, bailarina y coreógrafa, como secretaria segunda de Yesgüican en el Consejo Insular de Mallorca, que resultó ser la esposa de David Díez, miembro de la dirección autonómica del Club.

Más escandaloso fue el caso de la concejala de Alicante Nerea Belmonte, expulsada del grupo municipal de Guanyar Alacant (unión de IU, Podemos y movimientos sociales) por adjudicar contratos menores a la empresa de comunicación de dos compañeros de partido; como los de de Sara Verdú y Blanca Jiménez (también en la Comunidad Valenciana) “enchufadas” por sus aliados en las “alturas” del partido.

NEREA BELMONTE, CONCEJALA DE ALICANTE, DABA CONTRATOS A SUS AMIGOS Y COMPAÑEROS

NEREA BELMONTE, CONCEJALA DE ALICANTE, DABA CONTRATOS A SUS AMIGOS Y COMPAÑEROS

Las “novias” de Iglesias y Errejón saltan de nuevo a la palestra mediática, pidiendo que olvidemos su condición de soportes sentimentales de aquellos.

Protesta infantil y gratuita, a la vez que tardía. Es como si Monica Levinsky tratase de convencernos de que su fama no se debió a una caprichosa debilidad erótica del expresidente Clinton.

Pero sí estoy de acuerdo con Sánchez (no Pedro, sino Tania) y con Rita, en lo de la exigencia a los medios para que, cuando les citen por motivos profesionales, aparquen el término novia.

Lo suyo es exnovia. Y punto.