El Puente de Beipanjiang, el más alto del mundo, cruza el cañón del río Nizhu situado en la confluencia de Yunnan y Guizhou. Se eleva hasta 565 metros de altura.

Las obras de conexión finalizaron oficialmente este sábado, después de tres años de ímprobos trabajos.

Nada menos que 1.000 ingenieros y técnicos se responsabilizaron de este gigantesco proyecto, cuya apertura al tráfico se producirá antes de finales de este año.

En el video se muestran los trabajos realizados en las últimas horas, antes de que los extremos de la obra quedaran unidos definitivamente.