Mientras el presidente del Parlamento, Andriy Parubiy, continúa con su hábito de predecir la próxima gran ofensiva de Putin para los dos próximos meses y los cascos parlantes denuncian grandes concentraciones de “hordas rusas” en la frontera de Ucrania, el secretario general de la OSCE contradijo abiertamente a los políticos ucranianos, que se están aprovechando de la guerra.

LAS CONSTANTES MENTIRAS DEL GOBIERNO FASCISTA DE POROSHENKO SON CADA VEZ MÁS PATÉTICAS

LAS CONSTANTES MENTIRAS DEL GOBIERNO NEOFASCISTA DE POROSHENKO SON CADA VEZ MÁS PATÉTICAS

El Estado Mayor del Ejército Ucraniano también se ha reafirmado: según su inteligencia, hay en Donbass 6.000 militares rusos y 35.000 soldados bajo su control. Según los observadores internacionales, es un mito.

Resulta que la misión especial de monitorización de la OSCE está de acuerdo con Putin cuando afirma que “nuestro ejército no está en Donbass”. O, cuando menos, los representantes de la OSCE no han podido confirmar la presencia de tropas rusas en Donbass.

Así lo expresó el secretario general de la OSCE, Lamberto Zannier, en una rueda de prensa en Kiev.

“Cuando me preguntan si se encuentran allí agrupaciones rusas (tropas rusas), digo que, según nuestras observaciones, no hay ninguna. Yo, según la información de nuestros observadores, tengo que decir que esas agrupaciones no están allí. Pero sí observamos presencia de equipamiento militar extranjero. Además, también vemos una gran presencia de equipamiento y combustible, que también ha llegado de alguna parte. También hay en la región soldados extranjeros”, afirmó el jefe de la misión.

Tras las negociaciones sobre la política ucraniana en la cumbre del G-20 en China [a la que no se invitó a Ucrania, por lo que se negoció sobre Ucrania sin su presencia], han surgido nuevos memes.

Y puede que no sea accidental, teniendo en cuenta el incidente con el vehículo de la OSCE, al que recientemente se prendió fuego en Rovno: la postura de la misión internacional desmonta completamente toda la estrategia del Gobierno, que durante dos años se ha basado en la repetición de la idea de la agresión rusa.

Si no hay tropas rusas en Donbass, ¿contra quién están luchando los defensores de la patria? ¿Por qué han sido necesarias seis oleadas de reclutamiento, por qué se han producido las calderas o el Stalingrado ucraniano en el aeropuerto de Donetsk?

En ese caso, la duda que surge es qué han hecho comandantes como Semenchenko, Teteruk o Biletskiy para ganar su asiento en el Parlamento.

Y la gran pregunta: ¿por qué Europa financia a Ucrania, que supuestamente defiende a la Unión Europea de la invasión de Putin, si no hay hombrecillos de verde en la frontera ucraniana?

En términos generales, las declaraciones del jefe de la misión de la OSCE pueden entenderse como la penúltima advertencia a las autoridades ucranianas, una forma de dejar claro que la comunidad internacional ya no se cree la amenaza de invasión rusa.

Pero si es así, las sanciones contra Rusia deberían ser levantadas próximamente y endurecidas contra Ucrania. Hasta su desmembramiento. Es lógico que el secretario general de la OSCE evadiera responder directamente a una pregunta sobre la posibilidad de que se dé un escenario yugoslavo en Ucrania.

Al responder a las preguntas de los periodistas sobre las similitudes de la crisis de Donbass con otros conflictos que se han producido en el continente en las últimas décadas, Zannier afirmó: “Prefiero no intentar hacer paralelismos. Cada conflicto tiene sus propias características. Pero lo que distingue el conflicto en el este de Ucrania de otros similares, incluso Yugoslavia, es la presencia de un gran número de armas y equipamiento militar”… [Parece algo ingenuo pensar que no había grandes cantidades de armas, también extranjeras, en las diferentes guerras de los Balcanes].

En otras palabras, la intensificación de la guerra en Ucrania llenaría de sangre la Unión Europea, por lo que la comunidad internacional forzará a Ucrania a la paz, aunque tenga que hacerlo por la fuerza.LOGO SLAVYANGRAD

La OSCE no encuentra tropas rusas en Donbass