Agentes de la Policía estadounidense han matado a un adolescente de 13 años en la ciudad de Columbus, estado de Ohio, debido a que el menor sacó de su cintura una pistola de aire comprimido, informa ‘USA Today’.

El incidente ocurrió la noche de este miércoles luego de que los agentes acudieran al lugar de los hechos tras recibir una denuncia de robo a mano armada.

“Los agentes perseguían a tres individuos y cuando se disponían a detenerlos, uno de los sospechosos sacó un arma de su cintura. Un oficial disparó varias veces al sospechoso”, señala un comunicado de la Policía local.

La víctima, identificada como Tyree King, fue trasladada un hospital en estado crítico y poco después fue declarado muerto. Las autoridades locales han revelado que después del suceso determinaron que el arma de King era una pistola de aire comprimido con mira láser.