El ex asesor del presidente Obama entre 2009 y 2011, Dennis Ross, consultor e investigador en el Instituto de Washington para Política del Oriente Próximo, publicó en un artículo en el Washington Post, en el que afirma que “nada en Oriente Medio nos deja optimistas, especialmente en lo que concierne al futuro de Arabia Saudí, que es bastante sombrío”.

EL EX CONSEJERO DE OBAMA NO CONFÍA EN EL FUTURO DE ARABIA SAUDITA

EL EX CONSEJERO DE OBAMA NO CONFÍA EN EL FUTURO DE ARABIA SAUDITA

En su artículo, Ross informa que, después de visitar Arabia Saudí, él regresó con un sentimiento oscuro y pesimista sobre el futuro del reino.

Un reino cada vez más atrapado por numerosos conflictos, tanto entre los miembros de la familia gobernante o entre distritos del reino o, peor aún, en los medios religiosos wahabíes”, dijo.

Según él, la política de propagación de la doctrina wahabí todavía disfruta de una importante financiación saudí, que va dirigida a las escuelas wahabíes a nivel internacional.

Está claro que el wahabismo corroe el cuerpo del reino que puede enfrentarse a días bastante difíciles para los dirigentes y los ciudadanos al mismo tiempo”, predijo.

Dennis Ross señaló que “Arabia Saudí conoce actualmente un conflicto que intenta sofocar, pero que se parece cada vez más a una revolución disfrazada de reforma económica, pero ningún cambio político está a la vista en el futuro cercano.”

El Washington Post estima que “Arabia Saudí es incapaz, sin embargo, de llevar a cabo importantes reformas económicas, en primer lugar debido a la cultura nómada que domina la sociedad y, en segundo lugar, el país carece de una mano de obra competente, sin contar con que no puede resistir los embites del establecimiento religioso ultraconservador”.

Ross señaló que la situación económica saudí hace hoy frente a graves problemas.

“Además de un enorme déficit presupuestario, Riad continúa gastando decenas de miles de millones de dólares en una guerra en Yemen. Sus aliados en Oriente Medio esperan, por su parte, que Arabia Saudí les proporcione más apoyo económico. Hay que tener en cuenta asimismo que el hecho de la propagación del wahabismo en diversos países islámicos cuesta muy caro al reino. Además, los frentes de confrontación con Irán en la región se han multiplicado, desde Siria, pasando por el Líbano para llegar a Yemen e Iraq”.

http://spanish.almanar.com.lb/main.php?