Con el propósito de informar a congresistas, senadores y sus inmediatos colaboradores, una coalición de organizaciones pro palestinas hablaron sobre el Movimiento “Boicot, Desinversión y Sanciones”.

Activistas pro palestinos y firmes defensores del citado colectivo, que buscan presionar a compañías e instituciones para que dejen de hacer negocios con Israel, han convocado a legisladores estadounidenses a una sesión informativa, ante los ataques que está recibiendo el movimiento.

De acuerdo al activismo, el movimiento ha ido creciendo y su efectividad es comprobada. Muchas empresas y organizaciones que hacían negocios con el régimen de Israel han dejado de hacerlo.

Los logros del movimiento DBS, están preocupando a sectores vinculados al sionismo israelí y ahora existen amenazas que se ciernen sobre el movimiento.

La conferencia debió realizarse en instalaciones del Capitolio; curiosamente a último momento, personal del Congreso informó a los organizadores, que cancelaban el evento por cuestiones de horario. Hecho que respondería a presiones políticas.

A la sesión informativa tampoco asistieron los legisladores ni sus colaboradores; según el activismo, esa es otra muestra de sumisión al lobby israelí.