La intervención del presidente de Rusia, Vladímir Putin, para resolver la crisis de Siria ha dejado a su homónimo estadounidense, Barack Obama, “como un perdedor”, sostiene el columnista Jackson Diehl en el diario ‘The Washington Post’.

OBAMA HA CUMPLIDO CON SU TAREA: INCUMPLIR TODO LO QUE PROMETIÓ HACE 8 AÑOS

OBAMA HA REALIZADO “A LA PERFECCIÓN” LAS TAREAS QUE SE PROPUSO EN 2008: PROMETER E INCUMPLIR TODO LO QUE SE COMPROMETIÓ A LLEVAR A CABO

“Putin demuestra que lo que Obama rechazó es cierto”

Diehl recuerda que, en 2012, Barack Obama argumentó que el envío de fuerzas estadounidenses a Siria no ayudaría a resolver el conflicto, en contra de la opinión de algunos miembros destacados de su Administración, quienes consideraban que Estados Unidos debía apoyar a las fuerzas de la oposición para impedir el fortalecimiento de las posiciones del presidente sirio, Bashar al Assad.

A pesar de ello, el mandatario norteamericano insistió en que la intervención de su país no haría más que agravar el conflicto y la crisis humanitaria y fomentar el extremismo.

Sin embargo, el editor editorial adjunto del diario destaca que “todas estas cosas sucedieron incluso con la falta de acción estadounidense” y añade que “Putin ha demostrado que el concepto que Obama negó —que un contingente limitado puede cambiar el resultado político sin costos significativos— era cierto”.

Según Jackson Diehl, el acuerdo sobre Siria que alcanzaron el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el canciller ruso, Serguéi Lavrov, “ofreció a Putin todo lo que buscaba“.

Así, gracias a la tregua, las tropas del Gobierno sirio se afianzarían en sus posiciones alrededor de la ciudad de Alepo y, si esa situación se mantiene durante siete días, EE.UU. se unirá a Rusia en la destrucción de los extremistas que se oponen a Assad.

Rusia gana el respaldo de EE.UU.

Incluso si falla el alto al fuego, como pareció posible este domingo, Putin se ha ganado el respaldo de EE.UU. en el principio de que son los rebeldes, y no el régimen, el problema primordial de Siria“, destaca el columnista.

Jackson Diehl hace hincapié en que, durante los años 90, la Administración de Bill Clinton llevó a cabo operaciones militares en los lugares que, de manera tradicional, formaban parte de la esfera de influencia rusa, estableció sus políticas y Rusia “tragó” con eso, como sucedió en Kosovo.

Sin embargo, la situación se ha invertido y “ahora es Putin quien impone los resultados políticos en las regiones que EE.UU. dominó alguna vez”.

http://actualidad.rt.com/actualidad/219145-putin-leccion-obama-siria