Los máximos responsables de la seguridad interna en Argentina han realizado polémicas declaraciones por la posible existencia de células terroristas en el país.

Desde hace años, la República Argentina recibe refugiados sirios, por el trabajo de la comunidad local.

Pero el Gobierno de Mauricio Macri parece dispuesto a querer mejorar su devaluada imagen con una campaña política, de 3000 nuevos casos, que estarían arribando al país.

Por su parte la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, anunció por Twitter la rimbombante captura de El Sayed, un supuesto terrorista libanés, buscado por Interpol, con pasaporte falso de Paraguay.

Lo que fue en realidad una persona de nacionalidad paraguaya real, de origen libio, con pedido de captura por delitos comunes en Brasil. Pero los señalamientos mediáticos apenas comienzan.

Todo esto en un contexto donde las declaraciones políticas del actual Gobierno, parecen querer fomentar la islamofobia.

Sebastián Salgado, Buenos Aires.