Hace más de tres años que Thierry Meyssan (periodista y activista francés, bien conocido en Internet por sus trabajos en Red Voltaire) escribía algo que debemos recordar, cuando tantas miles de personas se dedican a la noble tarea de defender los derechos de los refugiados.

UNA ENTREVISTA MUY ESCLARECEDORA, EN LA QUE LA HERMANA AGNÉS-MARIAM REVELA LA MISERIA DE QUIENES ALENTARON EL TERRORISMO Y HOY RECHAZAN A LOS REFUGIADOS

UNA ENTREVISTA MUY ESCLARECEDORA, EN LA QUE LA HERMANA AGNÉS-MARIAM REVELA LA MISERIA DE QUIENES ALENTARON EL TERRORISMO Y HOY RECHAZAN A LOS REFUGIADOS

Decía Meyssan: “Desde el inicio de las «primaveras árabes», en 2011, el número de personas que trata de cruzar el Mediterráneo y de entrar en la Unión Europea ha aumentado considerablemente, sobrepasando incluso el doble de cifras anteriores, y se elevó en 2014 a 626.000 personas. [En 2016 ya son más de 2.345.000]

Sin embargo, contrariamente a la idea generalizada, no se trata de una oleada de migrantes nunca vista e imposible de asimilar.

En 1992, aunque la Unión Europea se componía entonces de sólo 15 de los 28 Estados que actualmente la integran, estaba recibiendo proporcionalmente más migrantes que en este momento: 672.000 por 380 millones de habitantes”.

Una de las respuestas al porqué algunos paìses, como Alemania, reciben refugiados aunque sin mostrar demasiada contrariedad, nos la ofrece el empresario germano Ulrich Grillo:

«Somos desde hace mucho un país de inmigración y debemos seguir siéndolo. Como país próspero y también por amor cristiano al prójimo, nuestro país debería permitirse a sí mismo acoger más refugiados. Debido a nuestra evolución demográfica, garantizamos el crecimiento y la prosperidad con la inmigración»

(Que cada cual saque sus propias deducciones acerca de estas palabras)

Y la doble moral campa entre las personas que, cristianamente, olvidan, tal vez de forma voluntaria, que esos millones de refugiados huyen de las guerras que crean artificialmente quienes dirigen Europa y EEUU., pero jamás salen a las calles a protestar por esa brutalidad en progresión geométrica.