El gobierno del Reino Unido, en connivencia con su homólogo francés, comenzó la construcción del muro de Calais, en el norte de Francia, con el fin de evitar la llegada de refugiados a su territorio.

La obra tiene un valor de 3 millones de dólares y pretende abarcar un kilómetro de largo por 4 de metros de alto cerca de un campamento de migrantes.

Yo que los autores, diseñadores y obreros responsables del Muro de Berlín, reclamaba indemnización por derechos de autor ante los tribunales de justicia.

Para ello se aportarían como pruebas las vallas y muros que se levantaron en las colonias españolas de Melilla y Ceuta (aislando a la comunidad marroquí), el que se edificó en la frontera de EE.UU. con México, situado entre el municipio mexicano de Naco y la ciudad de Douglas, estado de Arizona, EE.UU., separando ambas repúblicas federales, además del que existe en Tijuana por idénticos motivos-

Se incluirían los más de cinco que construyó el régimen de Israel para aislar a Palestina, el instalado por EE.UU. y Corea del Sur en la frontera con la R.P.D.C. y otros cuya relación sería prolija y cansina.

¿Y a ninguno de ellos se le bautiza como “De la Vergüenza”?