La Fuerza Aérea siria no pudo lanzar el ataque que el pasado 20 de septiembre alcanzó a un convoy humanitario en Alepo, porque no tienen capacidad de llevar a cabo vuelos nocturnos”, afirmó el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en declaraciones al canal de televisión ruso Rossiya 1.

“Nuestros militares ya hicieron las declaraciones apropiadas acerca de que nuestra aviación no actuó allí. La Fuerza Aérea siria no podía actuar, ya que el ataque contra el convoy se llevó a cabo en la oscuridad, la Fuerza Aérea siria no vuela por la noche, no tienen tal capacidad, y el ataque se produjo cuando el convoy humanitario ya se descargaba en el este de Alepo”, explicó Lavrov.

Según EE.UU., el ataque habría podido ser lanzado por las fuerzas del Gobierno sirio o las Fuerzas Aéreas rusas. En este sentido, Washington cree que “en cualquier caso” Moscú era el responsable del ataque.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, tachó las acusaciones contra Damasco y Moscú de falsas e infundadas.