En un ambiente cargado de tensión por un reciente ataque a un convoy humanitario en Alepo, los líderes mundiales insistieron en la necesidad de poner fin al conflicto en Siria.

Venezuela alzó su voz contra el terrorismo y reiteró su compromiso y disposición de concretar la paz en Siria.

Por su parte, Estados Unidos propuso considerar la prohibición de vuelos en la nación árabe.