El complejo de palacios de madera más grande del mundo con un tamaño similar a poco más de cien terrenos de futbol constituye la llamada “Ciudad Prohibida” en China.

Fue el hogar de 24 emperadores desde 1420 y su palacio principal está alineado con la estrella polar que se pensaba era el centro del mundo.