En el marco de la 71 Asamblea General el gobierno sirio denunció a los países que financian el terrorismo en su territorio. Además acusó a Estados Unidos de haber perpetrado a propósito el ataque contra sus soldados.