La investigación del siniestro del avión MH17 de Malaysia Airlines en Ucrania, que tuvo lugar en julio de 2014, sigue una pista errónea debido a las manipulaciones de Ucrania, ha señalado este lunes en conferencia de prensa el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, el general mayor Ígor Konashénkov, según RIA Novosti.

Ucrania, miembro del grupo conjunto de investigación, elude ofrecer con franqueza sus datos y manipula una indagación que sigue una pista falsa“, ha afirmado Konashénkov.

Por su parte, el comandante de las tropas radioelectrónicas (TRR) de la Fuerza Aérea de Rusia, general mayor Andréi Koban, ha precisado que “si el Boeing MH17 malasio hubiera sido derribado por un misil lanzado al este del lugar de la catástrofe, hubiese sido detectado por un radar primario ruso”.

Según Koban, el hecho de que Ucrania todavía no haya publicado sus datos de radar “sugiere que el lugar del lanzamiento del misil, si se trataba de un modelo Buk, se encontraba en territorio controlado por las Fuerzas Armadas de Ucrania”.

El comandante de TRR ha destacado que el análisis de la información primaria del radar refuta tanto la declaración de la parte ucraniana como las conclusiones de la investigación técnica neerlandesa, que indicaba que el misil podría haber sido lanzado desde las proximidades de la aldea Snézhnoye.