Irán y Siria han criticado la conducta de doble rasero de ciertos países en la lucha contra el terrorismo, especialmente en el apoyo de EE.UU. a terroristas.

Así lo han denunciado el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, y su homóloga siria, Hadia Half Abás, en una reunión mantenida en Teherán, capital iraní.

Unos echan leña al terrorismo, otros insisten en una vía no militar para solucionar la crisis siria; y así se reconoce a los amigos de Siria.

Son algunos temas planteados en una reunión mantenida entre el presidente del Parlamento de Irán y su homóloga siria.

Irán sigue insistiendo en una solución política para la crisis siria y critica la conducta dual de ciertos países en la lucha contra el terrorismo.

Esos mismos países apoyan a los terroristas en países como Siria e Irak, y promueven la inseguridad en el oeste de Asia.

En una rueda de prensa conjunta, Ali Lariyani recordó que el terrorismo es una amenaza de alcance mundial cuyas raíces deben ser eliminadas.

El pasado 17 de septiembre, aviones de la coalición internacional liderada por Washington atacaron las posiciones del Ejército sirio en la provincia de Deir al-Zur (este). Los bombardeos dejaron un saldo de al menos 90 militares muertos.

Lariyani declaró que algunos países de la región dicen que deben crear esta crisis para profundizar la democracia en Siria, mientras que ellos mismos no tienen la experiencia de haber realizado ni siquiera una elección popular en sus propios países.

De acuerdo con el parlamentario iraní, el país persa ayudó a los sirios a petición del mismo Gobierno de Damasco, una postura elogiada también por parte de la presidenta del Parlamento de Siria, quien dijo que sin el apoyo de Irán, no hubieran podido resistir.

Samaneh Kachui, Teherán