Resulta curioso que la participación –excepcional y anecdótica- de un defensor de la Revolución cubana en un debate televisivo en Miami, fuera presentada como modelo para el “periodismo plural” que –nos dicen- falta en Cuba.

Era el mensaje repetido, una y otra vez, por la periodista María Elvira Salazar, en el canal Mega TV, al conducir un debate entre el “disidente” José Daniel Ferrer y el periodista de izquierdas Edmundo García.

Debate que constituyó una victoria aplastante de este último, a pesar de luchar contra dos contrincantes: su oponente y la propia moderadora. Edición: Esther Jávega.