Diferentes manifestaciones, relacionadas a sectores sindicales del Estado argentino, marcharon en Buenos Aires desde en Congreso de la Nación.

La efervescencia social por el aumento de los despidos, y la baja en el poder adquisitivo, de salarios que se deprecian con la inflación, se siente en los rostros como el sol de septiembre. Las paritarias, son la instancia de negociación a que apelan los trabajadores.

Sin embargo, el Ministro parece asesorarse, por un régimen opresor, para aumentar la presión sobre los maestros.

Una jornada de huelga y movilización donde si bien no todos los sindicatos se adhirieron, el paro en el sector público fue total.

Sebastián Salgado, Buenos Aires.