Las voces en off de la TV suenan con énfasis de novelón justiciero. Los presentadores/as fruncen el ceño y/o sonríen cómplices con cierta sorna mirando retadores a las cámaras.

RODRIGO RATO Y MIGUEL BLESA, RESPONSABLES DE LA RUINA DE CIENTOS DE MILES DE PEQUEÑOS AHORRADORES. EL RÉGIMEN ESPAÑOL PROTEGE A ESTE TIPO DE DELINCUENTES

RODRIGO RATO Y MIGUEL BLESA, RESPONSABLES DE LA RUINA DE MILES DE PEQUEÑOS AHORRADORES, NO IRÁN A LA CÁRCEL. EL RÉGIMEN ESPAÑOL PROTEGE A ESTE TIPO DE DELINCUENTES Y DESPRECIA A AQUELLOS QUE HOY PERDIERON SU DINERO EN BANKIA

Los diarios resaltan la victoria que supone ver en el banquillo a más de sesenta personas que disfrutaron ilegalmente de miles de euros mensuales, libres de impuestos, gracias a un entramado (Tarjetas Black) manipulado por los capos de la Mafia Bankia, culpable de la ruina de miles de familias que depositaron sus pocos ahorros en esa entidad.

En pocos años, ese dinero desapareció entre relojes de lujo, restaurantes y viajes en primera.

Los escépticos que trabajamos en el periodismo conocemos los entresijos de este teatro “democrático”, ese que recoge la llegada de los imputados a los juzgados entre gritos de “cabrones, hijos de puta, ladrones... etc.”, aunque los ovinos y las prostitutas no merezcan figurar como integrantes de tales denuestos.

Cuando un valiente y honesto juez metió en chirona a Miguel Blesa, el entramado “democrático” castigó al magistrado y lo expulsó de la carrera judicial.

Hoy, Blesa y Rato se sientan ante el tribunal, donde los fiscales piden como máximo 6 años de cárcel para los presuntos culpables de esa estafa (robo) millonaria. Los ricos robando a los pobres, para satisfacer su tren de vida, casi un AVE de lujo saudita.

No hace falta decir que esta nueva pantomima encarna otro de los esperpentos más repugnantes que medios de comunicación y gobierno montan, cuando se descubren este tipo de sucesos.

Tras la primera sentencia llegarán los recursos y después de lo que decida la Audiencia Nacional conoceremos el dictamen del Supremo.

Sin embargo, la mosca que tengo en la oreja me dice que ninguno de esos ladrones irá a prisión. No lo duden. Y si lo hacen, tengan la seguridad de que saldrán en pocas semanas.

Pero las familias arruinadas por las “preferentes” no volverán a tener paz el resto de su vida, porque no se les ha hecho justicia, ni se les ha devuelto el ahorro que les han robado esos canallas de alto standing.

Y es que el poder judicial español se parece tanto a Bankia…