Tras el ataque con morteros contra la embajada de Rusia en Damasco, este martes se confirma que sólo hay daños materiales pero no hubo heridos ni muertes entre los trabajadores de la diplomacia Rusia.

NOTA.- Tan solo hace unos días, el Secretario de Estado John Kerry advirtía a su colega Serguei Lavrov de “la posibilidad de que el ISIS u otros grupos atentaran en las ciudades rusas“. Parece que el aviso (más bien amenaza) se hizo real  hoy en la embajada rusa.