En Cuba, las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo se mantienen en alerta ante la llegada del huracán Matthew, de categoría 4. Es previsible que en las próximas las zonas costeras de esa zona queden incomunicadas, pues es posible que se registre una crecida del nivel del mar y de los ríos.