Los sucesos de los últimos meses en torno a la guerra contra Siria han sido especialmente significativos, y han mostrado, si cabe, con mayor claridad, los hilos que están moviendo el imperialismo y sus aliados en su criminal guerra por derrocar a Al Assad, y por destruir y fragmentar Siria.

LAS BOMBAS SALEN DE EUROPA, TRANSITAN HACIA TURQUIA, CAEN SOBRE SIRIA Y MILES DE PERSONAS HUYEN HACIA EL ASESINO PIDIENDO AYUDA

LAS BOMBAS SALEN DE EUROPA, TRANSITAN HACIA TURQUIA, CAEN SOBRE SIRIA Y MILES DE PERSONAS HUYEN HACIA LOS ASESINOS PIDIENDO AYUDA

Objetivos que son inseparables de los de destruir o debilitar el llamado “Eje de la resistencia” constituido además de por Siria, por Iran y Hezbolah y de demonizar, desprestigiar, acosar y desactivar a Rusia, uno de los principales aliados de Siria.

Invasión de Siria por el Ejército turco

Tras la petición de perdón de Erdogan a Rusia por el derribo del caza ruso, la reanudación parcial de relaciones entre ambos países y el fallido golpe militar en Turquía del 15 de julio, este país nos sorprende con la entrada de su ejército y sus tanques en Siria el 24 de agosto, ante las protestas del Gobierno sirio por la violación flagrante de su soberanía, en una operación denominada “Escudo del Eúfrates”.

El ejército turco entra en la zona de Jarabulus, en donde el Eúfrates cruza la frontera turco-siria, seguido por mercenarios del Ejército Sirio Libre (ESL) -de los supuestamente “rebeldes moderados”- y con el apoyo aéreo norteamericano.

El hecho viene a coincidir con la visita del vicepresidente norteamericano Joe Biden a Turquía, con toda probabilidad para tratar de “amarrar” a Erdogan dentro de la OTAN y de neutralizar sus escarceos con Rusia, para alejar sospechas sobre la denunciada implicación en el golpe de los EEUU, y para deshacerse en excusas sobre el rechazo a la extradición de Fetulá Gülen acusado de ser el instigador principal del golpe, matizando el rechazo y mostrando sus deseos de estudiar conjuntamente entre los EEUU y Turquía las acusaciones concretas y la viabilidad jurídica de una extradición.

Y por lo que se ha podido ver, tuvo que haber renegociaciones entre ambos países sobre el papel de Turquía en la guerra de Siria y sobre la manera de conjugar sus relativamente contradictorias posturas sobre la cuestión de los kurdos sirios.

Las razones que oficialmente alegó Turquía para su entrada en Siria fueron la de “reforzar” supuestamente su lucha contra el ISIS –cuando no solamente nunca ha luchado contra el ISIS, sino que ha sido uno de sus principales valedores y protectores-, y la de alejar los kurdos de esta zona fronteriza creando un pretendido espacio de seguridad.

2014_iraq_isis_mapjpg2

Para ello quería echar al ISIS de la zona kurda, para sustituirlos por el ESL. Como les acusó el gobierno sirio, sustituyeron unos mercenarios por otros, unos grupos terroristas por otros, el ISIS por el ESL.

Es más, el ISIS se retiró sin disparar un solo tiro, como habiendo recibido la orden por parte de los norteamericanos y turcos, sus auténticos mentores, de retirarse.

E incluso cabe la posibilidad, como han apuntado algunos analistas, de que incluso ni siquiera se retiraran, sino simplemente cambiaran de bandera del ISIS por la del ELS.

Pero sucede por otra parte, que la población en la que entraron al principio, la de Jarabulus, y toda la zona por la que se han ido extendiendo después, la comprendida entre Aziz, Jarabulus y al-Bab, corresponde a la zona kurda ocupada por el ISIS, el eslabón intermedio o la fractura que separa la zona kurda occidental de Efrin de la zona kurda oriental, al este del Eúfrates, que va desde Kobane hasta la frontera irakí.

Por tanto, uno de los objetivos de la invasión turca en Siria ha sido la de impedir que las dos franjas kurdas separadas puedan llegar a conectarse y constituir una sola.

En ello interviene la obsesión turca por evitar que se cree una entidad kurda junto a su frontera, que supuestamente incite a un recrudecimiento de las reivindicaciones kurdas en el interior del Estado turco.

Turquía ha insistido que no va a permitir la presencia de kurdos en esa franja y les ha exigido que retrocedan hasta el Este del Eúfrates.

La novedad ha sido que los EEUU, contrariamente a lo que han defendido hasta ahora, y acorde con las reclamaciones turcas, también les han exigido a los kurdos que se retiren al este del Eúfrates, si quieren que les sigan apoyando militarmente como hasta ahora.

Lo cual supone, con toda evidencia, una traición a las promesas realizadas a los kurdos de crear una entidad unificada, en aras a otra prioridad, la de contentar al díscolo pero imprescindible Estado turco, miembro de la OTAN, e insustituible para los EEUU en sus estrategias de control del Oriente Medio, de manejo del terrorismo y de acoso a Rusia.

Lo más triste es que los kurdos, si bien parece que tuvieron algún enfrentamiento con los turcos al principio, han tragado con la traición norteamericana y con la disciplina que les han impuesto de no agresión ni a turcos ni a norteamericanos.

Es más, los kurdos son utilizados por los norteamericanos como fuerza de choque contra el ISIS, dentro de esa entelequia siniestra que son las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), con el soporte de una “alianza” entre kurdos y árabes anti-gobierno sirio y pronorteamericanos, con mayoría kurda, diseñada por los norteamericanos para el juego de sus intereses.

Es decir, para crear otro frente anti-gobierno sirio, y para incidir en su estrategia de división de Siria con un Kurdistán convertido en protectorado norteamericano e israelí, otro caballo de Troya occidentalista en el Medio Oriente, al igual que lo viene siendo desde hace bastantes años, el Kurdistan iraki de Barzani.

La creación de un Sunistán ocupado por terroristas del ESL o del ISIS, y controlado por el imperialismo, cerraría el círculo de la división de Siria –y de Irak-.

Pero hay además otro papel que los norteamericanos han asignado a los kurdos sirios dentro del FDS. Se trata en concreto de ocupar territorios sirios incluso más allá de los límites del Kurdistán sirio, fundamentalmente para impedir que acceda a ellos el Ejército sirio y para extender los territorios fuera de su control.

El objetivo no es la guerra contra el terrorismo del ISIS –nunca lo ha sido-, sino simplemente el ir desplazando al ISIS hacia más al sur para ser sustituidos por otros mercenarios y terroristas, relacionados con el ESL, Frente Al Nusra y otras sucursales de Al Qaeda, tildadas como “rebeldes moderados”, creando una redistribución del territorio entre las fuerzas ocupantes, bajo control norteamericano y fuera del control del gobierno sirio.

El destino del ISIS, sería en principio, básicamente la parte de Al Anbar de Irak. Según va avanzando el FDS, los kurdos son obligados a retirarse de los nuevos territorios ocupados y a ceder su control a las fuerzas árabes mercenarias al servicio de los EEUU. Es lo que ha sucedido en Manbij y otros lugares.

EL GENERAL SIRIO ALI ABDULAH AYOUB FELICITA A LAS TROPAS QUE LIBERARON LAKATIA, PALMIRA, Y AHORA SE LANZAN A EXPULSAR AL ISIS DE SU FEUDO EN RAQQA

EL GENERAL SIRIO ALI ABDULAH AYOUB FELICITA A LAS TROPAS QUE LIBERARON LAKATIA, PALMIRA, Y AHORA SE LANZAN A EXPULSAR AL ISIS DE SU FEUDO EN RAQQA

Y uno de los objetivos prioritarios en estos momentos para los EEUU es hacerse con el control de Raqqa, antes de que puedan llegar las tropas del Ejército sirio, siguiente paso a la previsible liberación de Alepo.

Una vez tomada Raqqa, a los kurdos se le obligaría una vez más a retirarse para dejar instalados a mercenarios árabes.

Una de las cuestiones más graves en todo esto, ha sido que los EEUU han conseguido romper la alianza fáctica entre el Ejército sirio y los kurdos, que ha funcionado durante los primeros años de la guerra siria, basada en una especie de pacto de no agresión e incluso de colaboración directa en determinados momentos en contra del enemigo común, las fuerzas invasoras y mercenarias.

La traición de sectores del YPG capitaneados por Salih Muslim, seducidos por el espejismo de las promesas de “liberación” de los kurdos ofrecidas por los norteamericanos, han conducido a romper de hecho con el PKK, su dinámica revolucionaria, su lucha antiimperialista, sus principios de Confederalismo democrático, y a romper con el Ejercito sirio y a hacer de carne de cañón de las estrategias imperialistas de destrucción de Siria y sus aliados.

La traición de los norteamericanos cuando la invasión turca, no es más que un botón de muestra de lo que les espera si mantienen la alianza con los EEUU, es decir, la sumisión a ellos.

Hoy lo que sería de esperar de los kurdos, es que rompieran con los EEUU, rompieran con esa funesta alianza del FDS creada por los norteamericanos, dejaran de ser utilizados por los EEUU para sus estrategias, se enfrentaran con los turcos invasores de su territorio, y se coordinaran con el Ejército y el gobierno sirios en contra de los mercenarios de diversos colores manejados por los EEUU, cualquiera que fuera su decisión de futuro, como Kurdistán independiente o como Kurdistán asociado en condiciones de igualdad a una Siria libre, democrática, laica y progresista.

LA LLAMADA OPOSICIÓN SIRIA EN EL EXTERIOR ESTÁ FORMADA POR CRIMINALES DE TODA ESPECIE

LA LLAMADA OPOSICIÓN SIRIA EN EL EXTERIOR ESTÁ FORMADA POR CRIMINALES DE TODA ESPECIE

Acuerdo de Cese de Hostilidades

El 9 de septiembre hubo un acuerdo para el Cese de Hostilidades para todo el territorio sirio, entre EEUU y Rusia en principio, que luego fue refrendado por el gobierno de Siria y sus aliados, y cuya entrada en vigor estaba prevista a partir del 12 de septiembre.

Un acuerdo en el que a todas luces, Rusia ha pecado de ingenuidad, como se ha comprobado con toda la serie de factores que han conducido a su ruptura, una semana después, el 19 de septiembre.

Hacía ya un cierto tiempo que los EEUU, a través de su secretario de Estado John Kerry venía insistiéndoles a los rusos, que estaban dispuestos a coordinar con Rusia su lucha contra el ISIS y el Frente Fath al-Sham (ex Frente Al Nusra) siempre que los rusos presionaran para que el Ejército sirio dejara de bombardear a los supuestos “rebeldes moderados”.

Un primer intento de acuerdo por parte de los EEUU fue rechazado por Rusia, pero en este segundo intento, tras la reunión maratoniana de Ginebra, llegaron al acuerdo firmado del 9 de septiembre.

Conviene recordar que el anterior acuerdo de finales de 2015, que se plasmó en el Cese de Hostilidades a aplicar a partir del 27 de febrero de 2016, estuvo plagado de incumplimientos y vulneraciones, no condujo a ningún acuerdo en la mesa de negociaciones, y si bien actuó de paraguas para numerosas negociaciones locales entre el gobierno sirio y grupos opositores locales con la mediación rusa, sirvió básicamente para que los grupos terroristas mercenarios se reorganizaran, fueran provistos de grandes cantidades de remesas nuevas de armas, financiación y más mercenarios, proporcionados por las potencias imperialistas de siempre, EEUU, Turquia, Arabia, Qatar, Israel…

CREO QUE LOS COMUNICADOS DEL CANCILLER RUSO DEBERÍAN ELEVAR EL TONO DE CENSURA Y CRÍTICA A ESTA SESIÓN CONTINUA DE POLÍTICA BELICISTA QUE ESTÁ OFRECIENDO WASHINGTON DESDE HACE 70 AÑOS

LOS RECIENTES ACUERDOS DE ALTO EL FUEGO ENTRE RUSIA Y EE,UU. HAN SIDO, SIN MÁS, UNA AUTÉNTICA TOMADURA DE PELO DE WASHINGTON HACIA MOSCÚ

Se decía que esta vez las cosas serían distintas, pero como se ha demostrado con mucha evidencia y en muy breve plazo, las cosas iban a suceder de la misma manera o incluso peor.
La del “alto el fuego” es una estrategia a la que los norteamericanos han recurrido con frecuencia, no ni mucho menos, por razones humanitarias, sino en la medida en que veían que sus mercenarios se encontraban en apuros ante el avance de las fuerzas sirias, y para poder reorganizarse, reequiparse y poder lanzar nuevas ofensivas.

Y ese ha sido el caso también en esta ocasión. El avance del Ejército sirio ha sido muy importante en los últimos tiempos, avances en el sur ( Daraa), en la Guta Occidental, en la Guta Oriental, en Hama, y en Alepo y sus accesos, habiendo llegado a cercar completamente a las tropas mercenarias de Alepo, especialmente ubicadas en el este, cortando todos sus accesos y vías de aprovisionamiento.

La apertura de un corredor en el sudoeste de Alepo en una de las ofensivas mercenarias para abrir la posibilidad de aprovisionar a la zona este de Alepo, rompiendo el cerco, fue frustrada por los constantes bombardeos de Rusia y Siria, hasta que fue finalmente recuperada por el Ejército sirio y sus aliados.

Tras ello la infinidad de ofensivas baldías de los mercenarios producidas con grandes pérdidas y sin resultados, ha sido expresión de la importancia estratégica de Alepo en el desarrollo de la contienda y de la enorme frustración para los mercenarios y sus patrocinadores imperialistas por no conseguir romper el cerco.

Todos estos avances del Ejército sirio y de sus aliados y las grandes pérdidas sufridas por los mercenarios del Frente Fath al-Sham y satélites, empujaron a EEUU a buscar desesperadamente un acuerdo que les permitiera coger oxígeno, desactivar la eficacia contundente del Ejército sirio y sus aliados, buscando impedir sus bombardeos aéreos contra los supuestos “rebeldes moderados” aliados de EEUU con el “caramelo” de una pretendida coordinación entre EEUU y Rusia en el ataque contra el terrorismo reconocido como tal por ambas partes.

El acuerdo alcanzado se hizo sobre bases irreales y ficticias, en base a engaños y en base a una marginación absolutamente inaceptable del Ejército sirio, especialmente de sus fuerzas aéreas, apartando a las tropas terrestres de zonas estratégicas como la de la carretera del Castillo de acceso al norte de Alepo, con el supuesto argumento de que había de ser desmilitarizada para que pasara la ayuda humanitaria, y prohibiendo a las fuerzas aéreas sirias el acceso a determinadas zonas (aquellas con supuesta presencia de “rebeldes moderados”).

LAS FUERZAS ARMADAS SIRIAS, CON LA AYUDA DE RUSIA, ESTÁN LOGRANDO UNA VICTORIA TAN HEROICA COMO LARGA, CONTRA EL IMPERIO DE EE.UU. Y SUS ALIADOS DE LA U.E.

LAS FUERZAS ARMADAS SIRIAS, CON LA AYUDA DE RUSIA, ESTÁN LOGRANDO UNA VICTORIA TAN HEROICA COMO LARGA, CONTRA EL IMPERIO DE EE.UU. Y SUS ALIADOS DE LA U.E.

Teóricamente el Cese de Hostilidades se aplicaba a todas las partes y a todas las fuerzas salvo al ISIS y a Fath al-Sham, y los EEUU se comprometían –una vez más- a separar a los grupos de Fath al-Sham de los “rebeldes moderados”.

Si el Cese de Hostilidades duraba una semana, Rusia y los EEUU se coordinarían para atacar conjuntamente a los grupos considerados como terroristas.

Tras ello vendría la creación de un gobierno presidido por Assad y con participación de “rebeldes moderados” que iniciara el proceso constituyente sirio.

Pero todo este castillo de naipes se ha caído inmediatamente porque estaba basado en una gran mentira.

Ninguno de los llamados por los norteamericanos “rebeldes moderados” han querido separarse de Fath al-Sham (ex Al Nusra), porque son lo mismo, porque no existen los “rebeldes moderados”, porque no son más que un nombre utilizado a conveniencia, porque todos estos grupos se alimentan de la misma ideología, sus vínculos organizativos y estructurales son muy estrechos, y porque son financiados y armados por los EEUU y sus aliados.

Los EEUU financian y arman exactamente igual a Fath al-Sham al que entre dientes aceptan de cara a la galería considerar como terrorista, que al resto de grupos mercenarios e incluso que al ISIS.

Además, los EEUU no han llegado ni a admitir formal y oficialmente como terroristas a grupos como Aharar al-Sham, Yaish al Fatah (Ejercito de la Conquista), Nuredin al Zinki y otros, que son los más importantes entre los denominados “rebeldes moderados”, y que son bien conocidos por todas las barbaridades, masacres, descabezamientos, violaciones y descuartizamientos realizados a lo largo y ancho de la geografía siria y desde los inicios de la guerra.

El rechazo en el Consejo de Seguridad de la ONU por parte de los EEUU y sus aliados Francia y Reino Unido, de reconocerlos como terroristas, ante la propuesta planteada por Rusia, fue una muestra clara de lo dicho.

Así que, ya desde el inicio del Cese de Hostilidades, 22 grupos de mercenarios, de los “rebeldes moderados” se negaron a aceptar el Cese de Hostilidades, acrecentando incluso sus ofensivas.

En esa semana que duró el Cese de Hostilidades, hubo más de 300 violaciones oficialmente reconocidas del Cese de Hostilidades.

Las ofensivas en el sudoeste de Alepo para tratar de reabrir el corredor de acceso a Alepo del este se reanudaron. Hubo incluso un ataque en la carretera del Castillo del norte de Alepo, llegando a hacerse con el control de 1 km de dicha carretera.

Fue un Cese de Hostilidades totalmente unilateral, cumplido única y exclusivamente por el Ejército sirio y sus aliados de Hezbolah, Iran, Palestina, Irak y Rusia. Pero lo más impresionante han sido los hechos que han rayado en el colmo de los colmos, y que han precipitado de una forma definitiva la ruptura del Cese de Hostilidades declarada por el ejército sirio el 19 de septiembre.

(CONTINUARÁ)

IÑAKI URRESTARAZU AIZPURÚA ES ESCRITOR, ANALISTA INTERNACIONAL, COLABORADOR HABITUAL DE LA WEN BORROKAGARAIA.WORDPRESS.COM, DE RUSSIA TODAY, RESUMEN LATINOAMERICANO Y OTRAS PLATAFORMAS PERIODÍSTICAS

IÑAKI URRESTARAZU AIZPURÚA ES ESCRITOR, ANALISTA POLÍTICO INTERNACIONAL, COLABORADOR HABITUAL DE LAS WEB BORROKAGARAIA.WORDPRESS.COM, RESUMEN LATINOAMERICANO,  DE LA CADENA DE TV RUSSIA TODAY Y OTRAS PLATAFORMAS PERIODÍSTICAS