Cuba, Haití y Jamaica ya suspendieron los vuelos comerciales, debido a los riesgos que conlleva la inminente llegada del huracán Matthew, quinto en esta temporada. Santiago de Cuba, ubicada en el suroriente, se prepara para el golpe que dará el ciclón.