soraya-665-2

Con motivo de la petición de la Fiscalía para castigar al ex presidente de Catalunya, Artur Mas y otras autoridades de la Generalitat, respecto a la presunta violación de las leyes españolas por parte del mentado y su equipo de gobierno, al haber organizado hace dos años un referendum consultivo sobre la independencia de aquella nación, la vicepresidenta del gobierno borbónico, Soraya Sáez de Santamaría, ha comentado que España es un estado de derecho y que la ley es igual para todos. (Podéis blasfemar)

La praxis demuestra sobradamente que esa afirmación es tan torticera y populista como falsa e hipócrita, como se puede demostrar diariamente en todos los juzgados del país, cuando en los banquillos se sienta una persona sin renombre ni bienes, o un banquero, empresario o político.

¿Hace falta que demos nombres, señora vicepresidenta? Si usted fuera honesta, después de esa afirmación debería haber vomitado.