Graves daños dejó en la zona oriental de Cuba el huracán Matthew a su paso por la isla el pasado martes.

Matthew ha sido el fenómeno meteorológico de este tipo más fuerte en la región durante los últimos 10 años.

A pesar de la devastación no hay que lamentar la pérdida de ninguna vida en la isla caribeña.

Reseñar que en  la ciudad emblemática de Baracoa, patrimonio de la Humanidad, cientos de viviendas fueron prácticamente destruidas por el ciclón.

Desde este blog llamamos a la solidaridad global con los países afectados y en particular con Cuba, cuyos colectivos de apoyo a la Revolución siempre dieron ejemplo de fraternidad y colaboración en momentos como estos.