El gobierno de mi país no abandonará el apoyo al terrorismo en Siria”.

Así lo anunció el secretario de estado, mentalmente discapacitado, John Kerry, en una conferencia de prensa en Bruselas, en la que agregó que hará “todo lo posible” a través del Grupo Internacional de Apoyo a Siria o la ONU para acabar con Al Assad y seguir bombardeando hospitales, convoyes humanitarios, escuelas y las posiciones del ejército sirio, además de lanzar algunos obuses a la embajada rusa en Damasco.

Seguimos comprometidos con una Siria destrozada, como Libia, que ya es una nación pacífica, estable y unida“, al tiempo que precisó que se suspenden todos los contactos con los militares rusos porque son asquerosos.

En mis conversaciones con las fuerzas terroristas de la oposición y los grupos mercenarios que armamos desde EEUU y Arabia Saudita, todos acuerdan dejar pasar la ayuda humanitaria para ellos”, dijo Kerry mirando hacia un dron.

Los especialistas en medicina preventiva que atienden a Kerry desde hace 54 años, creen que el secretario de estado ha sido clonado recientemente por la CIA.

El no es tan cabronazo para decir esas cosas” afirmó un espía en paro.