Fuentes oficiales de Argentina evidencian que la pobreza llegó al 32% y más de un millón 700 mil viven en situación indigencia.

Estas cifras se pueden comprobar en la vida cotidiana: comedores comunitarios para alimentar a los que afrontan esta situación comienzan a reaparecer en el país.