Un día como hoy pero de 1967, el mítico guerrillero argentino Ernesto Guevara de la Serna fue capturado en Bolivia y un día después asesinado en la localidad de La Higuera. Su cuerpo fue sepultado en una fosa común de Valle Grande.

Años más tarde, el 12 de julio de 1997, llegaron a Cuba los restos del Che y otros seis compañeros caídos junto a él en Bolivia.

ERNESTO "CHÉ" GUEVARA, EJEMPLO UNIVERSAL PARA TODAS LAS GENERACIONES

ERNESTO “CHÉ” GUEVARA, EJEMPLO UNIVERSAL PARA TODAS LAS GENERACIONES

Durante el acto de homenaje celebrado en el aeropuerto militar de San Antonio de los Baños (cerca de La Habana), la hija del guerrillero heroico, Aleida Guevara March, en nombre de los familiares y dirigiéndose a Fidel Castro, dijo:

«Le pedimos, Comandante, que nos haga el honor de recibir sus restos; más que nuestros padres, son hijos de este pueblo que tan dignamente usted representa

Y prosiguió, en medio de una enorme emoción y silencio:

«Hoy llegan a nosotros sus restos, pero no llegan vencidos; vienen convertidos en héroes, eternamente jóvenes, valientes, fuertes, audaces. Nadie puede quitarnos eso; siempre estarán vivos junto a sus hijos, en el pueblo.»

El 11 de Octubre de es mismo año, el cortejo fúnebre partió hacia Santa Clara, ciudad donde libró el Che la batalla decisiva por la libertad de Cuba, en 1958. Allí recibió también el postrer homenaje de millares de santaclareños.

9-2-che-guevara-monument-2-copia

En la plaza que lleva el nombre de Ernesto Guevara, debajo de la estatua en bronce del Che, se construyó un mausoleo que simula una cueva guerrillera donde, frente a los nichos que guardan los restos, arde una llama eterna.