El presidente ruso, Vladímir Putin y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, firmarán un acuerdo sobre el proyecto Turkish Stream.

Ese será el nombre de la construcción de un gasoducto con dos ramales, ha informado este lunes Alexéi Miller, presidente ejecutivo de la empresa rusa Gazprom, en declaraciones recogidas por RIA Novosti.

“El acuerdo intergubernamental que será firmado presupone la construcción de dos ramales del gasoducto principal en el fondo del mar Negro”, ha señalado Miller.

“La potencia de cada ramal es de 15.750 millones de metros cúbicos de gas”, ha precisado.

“Uno de los ramales está destinado a los suministros de gas al mercado turco, mientras que el otro, a los países europeos a través del territorio turco“, ha explicado.

“El plazo determinado para la construcción de las dos líneas navales es diciembre de 2019”, ha añadido Miller.

Putin se ha reunido este lunes con Erdogan en Estambul para abordar las relaciones bilaterales en el marco de la 23.ª edición del Congreso Mundial de Energía.

Horas antes, el ministro de Energía de Rusia, Alexandr Nóvak, había anunciado que el documento del acuerdo estaba “casi listo” y que está pevista “la construcción de dos ramales del gasoducto”.

Se trata sobre todo del primer ramal para los consumidores turcos“, ha precisado.

El proyecto Turkish Stream –que reemplaza al proyecto South Stream (bloqueado por la UE)– prevé la construcción de un gasoducto con una extensión de 1.100 kilómetros que llevará el combustible hacia la frontera entre Turquía y Grecia, donde se pretende crear un centro de conexión para que distribuir el gas al resto de Europa.

Asimismo, será un complemento al gaseoducto Blue Stream, en servicio desde 2005 y que atraviesa el fondo del mar Negro.

Se esperaba que la construcción del gaseoducto finalizara en 2019, pero Moscú suspendió el proyecto el noviembre pasado después de que un caza turco F-16 derribara a un bombardero ruso Su-24 en Siria.

A finales de julio, Erdogan pidió disculpas por lo sucedido, tras lo que se inició un proceso de normalización de las relaciones entre ambos países.