La trayectoria del huracán que siguió a “Matthew”, en el Atlántico antillano, es decir “Nicole“, ya no supone una amenaza para Cuba, Haití, la República Dominicana o Jamaica.

El meteoro, de categoría 3, golpeó las Bermudas y sigue su rumbo hacia el Norte del océano.