Baracoa es una ciudad llena de leyendas y su entorno atesora peculiares atractivos naturales.

LOS DOS MONTÍCULOS A LOS QUE LA TRADICIÓN BAUTIZÓ EN BARACOA COMO "LAS TETAS DE SANTA TERESA"

LOS DOS MONTÍCULOS A LOS QUE LA TRADICIÓN BAUTIZÓ EN BARACOA COMO “LAS TETAS DE SANTA TERESA”

Cuentan los habitantes de la primera villa fundada en Cuba  que  la ciudad tiene cinco  mentiras,  el Yunque que no es de hierro, al río Miel que no es dulce,  la Bella Durmiente que no es mujer,  las Tetas de Santa Teresa que son senos y  La Farola que no alumbra.

Temprano salgo a caminar por la bella ciudad del oriente de Cuba que poco a poco va retomando su ritmo habitual.

En la acera frente al Centro de Telecomunicaciones un grupo de personas se conecta al WIFI, conversan, cuentan anécdotas de la noche del ciclón, el “animal” como ha sido bautizado.

Imponente se empina cerca la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa; imponente no por su tamaño, sino por su historia. Sobrecoge estar cerca de los muros  de la primera Iglesia parroquial de la isla de Cuba.

Fue construida de guano y paja y en ella oficiaron los cuatro primeros frailes que acompañaron a Velázquez a Cuba, cuando este dio inicio a la conquista. Entre aquellos religiosos figuraba Fray Bartolomé de las Casas.

La iglesia sufrió un terremoto, sobrevivió  a huracanes y ataques de piratas, meteoros y otros eventos, en esta ocasión apenas fue afectada por Matthew.

Entro al Correo que ya funciona, ahí están sus empleadas prestando servicio y un decimista popular me regala unas hermosas rimas sobre Fidel.

SEGUIR LEYENDO EN…

Origen: Las Cinco Mentiras de Baracoa… | Diario 90