El presupuesto 2017 de Venezuela está distribuido en primer orden, el 73 por ciento de inversión social. De esa cifra el 83 por ciento de esa cifra se pagará con el dinero que se genere por  impuestos.