Donald Trump ha propuesto a Hillary Clinton someterse a una prueba de dopaje antes de los próximos debates.

La carrera presidencial se intensifica y salen a la luz nuevas acusaciones en contra de los candidatos.

Mientras el magnate republicano protagoniza un escándalo por sus vulgares declaraciones sobre las mujeres, la aspirante demócrata se enfrenta a una avalancha de revelaciones de WikiLeaks.