El científico chino Yuan Longping, conocido como el “padre del arroz híbrido“, está planificando expandir la producción del arroz marino en un centro de investigación recientemente creado en Qingdao, una ciudad portuaria.

Dentro de tres años, el centro de I+D encabezado por Yuan aumentará la rentabilidad del arroz marino a 200 kilos en plantaciones equivalentes a un poco más de 6 hectáreas, de acuerdo con las autoridades del distrito de Licang de Qingdao, donde se localiza el centro.

El arroz salvaje marino se puede encontrar en los terrenos alcalinos, cerca de las confluencias donde los ríos se juntan con el mar.

Las plantas son resistentes a las plagas, las enfermedades, la sal y el álcali y no necesitan fertilizantes. Pero su producción por unidad alcanza solamente los 75 kilos.

El centro de investigación en Qingdao utilizará las tecnologías de secuenciación de genes para cultivar nuevas cepas del arroz marino, que producirán más cantidad de arroz y crecerán con agua salina.

Con un fondo inicial de 100 millones de yuanes (14,86 millones de dólares), los científicos comenzarán en abril sus experimentos en un humedal salino al norte de la bahía Jiaozhou. El proyecto contará con una inversión total de 2.000 millones de yuanes.

En las últimas décadas los científicos chinos, encabezados por Yuan, han encontrado nuevas maneras para incrementar significativamente la cosecha de arroz, alimento básico del 65 por ciento de la población china.

http://espanol.cri.cn/2786/2016/10/15/1s395002.htm