Seis personas fueron halladas con las manos mutiladas y otro muerto a golpes en una brecha de Tlaquepaque, en el estado mexicano de Jalisco.

Según la policía municipal, fueron agredidos por un autodenominado ‘grupo de élite antirratas’, en supuesta represalia por haber intentado robar.

“Hasta ahora las autoridades no han emitido un posicionamiento al respecto de este supuesto grupo que dice perseguir ladrones”.

De acuerdo con Eduardo Palacios, comandante de la Policía de Tlaquepaque, cuyas declaraciones recoge -incluyendo durísimas imágenes explícitas- el portal Servicio de Noticias, las víctimas podrían haber sido privadas de la libertad previamente, aunque afirmó que continúan las investigaciones.

Junto al cuerpo del único hombre al que mataron, dejaron un cartel manuscrito en el que podía leerse “esto nos pasó por rateros” y varias advertencias para los delincuentes que molesten en la zona.