Hace un par de años. la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), máximo órgano de planificación económica en China, anunciaba la apertura más de mil proyectos, en los que ofertaba a inversores privados, nacionales y extranjeros, la posibilidad de una participación económica, mediante la fórmula de lo que se da en llaman padrinazgo-público-privado (PPP).

Los PPP son hoy una realidad y las cooperaciones a largo plazo entre administraciones públicas y compañías privadas en proyectos gestionados y construidos por las segundas, pero supervisados por las primeras, avanzan en todas las áreas posibles.

Entre ellas figuran los sectores de infraestructuras y de servicios públicos (tratamiento de aguas, transporte y protección del medio ambiente.