Vladimir Putin no está dispuesto a continuar aplicando paños calientes ante el apoyo estadounidense al terrorismo en Siria.

RUSIA DECIDIÓ LUCHAR CONTRA EL TERRORISMO QUE FINANCIABA OCCIDENTE Y WASHINGTON, JUNTO A BRUSELAS, DECIDIERON CREAR EL ISIS PARA DESTRUIR AL PAÍS COMO HIZO LA OTAN CON LIBIA.

RUSIA DECIDIÓ LUCHAR CONTRA EL TERRORISMO Y SE COMPROMETE A SEGUIR HACIÉNDOLO HASTA ELIMINAR A LOS GRUPOS VIOLENTOS QUE OPERAN EN SIRIA, PROTEGIDOS POR EE.UU., LA UNIÓN EUROPEA Y SU MAFIA MEDIÁTICA

Este fin de semana, el mandatario ruso dejó bien claro que no está dispuesto a seguir formulando advertencias de tono suave, frente a las violaciones y bombardeos de la llamada “coalición internacional”, de los que los medios occidentales culpan a la aviación rusa.

Bashar Al Assad es una figura imprescindible en el conflicto a resolver de forma pacífica y con diálogo de todas las partes implicadas, exceptuando a los colectivos que apoyan la violencia“, precisó el mandatario.

De esta forma, Putin reafirma que Moscú defenderá al gobierno legítimo de Damasco, marcando de esa manera límites concretos al bando liderado por Estados Unidos y las potencias regionales que financian al ISIS como Arabia Saudita, Reino Unido, Francia y Qatar.

Por su parte, Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, añadió: “Hay sólo dos opciones: Assad en el poder en Damasco o el terrorismo”, en alusión a la agrupación yihadista que ahora integra el Frente Fatah al Sham, respaldada por los estadounidenses.

Y Assad debe estar en el poder en Damasco, a fin de garantizar un acuerdo político”, remarcó, para que no quedaran dudas al respecto, mientras varios buques de la armada rusa partían hacia las costas sirias

Peskov destacó además que “todo el territorio de Siria debe ser liberado, previniendo la desintegración del país, lo que podría tener consecuencias catastróficas para toda la región”. Y luego advirtió que las voces que exigen la salida de Assad provienen de personas “insensatas”.

Algunos países están tratando de jugar con el diablo y utilizar a los terroristas –en referencia a Al Nusra– para deshacerse de Assad”, dijo Peskov. “Si cayera Damasco y los terroristas lograsean afianzarse allí, no habrá una solución política al conflicto”, remarcó.

Estas declaraciones se producen en un momento de gran tensión en la región. En los últimos días hubo enfrentamientos intensos en el norte de Siria entre tropas turcas y kurdas que invadieron el país vecino violando las leyes internacionales.

Rusia y el comando del ejército sirio condenaron la ofensiva turca y describieron el hecho como “una ocupación que será tratada con todos los medios disponibles”.

A principios de este mes, el ejército ruso advirtió a Washington que las armas rusas de defensa aérea en Siria estaban preparadas para defender a las tropas sirias de cualquier ataque.

Ayer, después de tres días de tregua destinados a permitir que llegara la ayuda humanitaria a Aleppo, la aviación rusa y las artillería siria volvieron a atacar la ciudad para eliminar a los rebeldes que quedan en la zona. /REUTERS/