Hace ochenta años, el Ejército Rojo de China recorrió 14 provincias en medio de incontables calamidades y trasladó el cuartel general de la revolución socialista al noroeste del país.

UN EMPRESARIO "RARA AVIS", AUNQUE EN CHINA PUDIERAN DARSE MUCHOS MÁS CASOS

UN EMPRESARIO “RARA AVIS”, AUNQUE EN CHINA PUDIERAN DARSE MUCHOS MÁS CASOS

Para recordar esta gesta y recuperar el espíritu revolucionario que la caracterizó, un empresario chino dedicado a la gestión cultural decidió emprender el mismo recorrido del Ejército Rojo Chino durante la Gran Marcha.

Zuo Li tiene 53 años y vive en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China. Hace poco fue invitado por la Universidad de Tianjin para contar la historia del año y nueve días que pasó recorriendo el camino de la histórica Gran Marcha en una conferencia titulada “La Gran Marcha de una persona”.

Con ésta, Zuo sumaba 169 conferencias sobre la experiencia que había marcado su 50 cumpleaños, tres años antes.

Zuo era un empresario establecido en Shenzhen que decidió cambiar el rumbo de su vida, al emprender en solitario el camino de la Gran Marcha el día en que cumplía 50 años.