Y en la recta final de la carrera presidencial estadounidense, Rusia es señalada cada vez más como el origen de todos los males.

En particular, se acusa a este país del hackeo de los servidores del partido demócrata. Sin embargo, las últimas filtraciones del portal Wikileaks revelan otros puntos de vista.