Tras la anulación de la primera fase de recolección de firmas para la activación de un referendo revocatorio presidencial, diputados de la oposición venezolana han anunciado que provocarán la salida del gobierno a través de un juicio político.

Sin embargo, esta acción no está contemplada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ni aparece señalada como atribuciones de la Asamblea Nacional.

De hecho el juicio político u otras formas de destitución parlamentaria del presidente no existen en la Constitución desde 1999.