Una decisión del papa Francisco ha abierto un nuevo capítulo en la búsqueda de la verdad y la justicia en Argentina, luego que ordenara desclasificar archivos que guarda la Iglesia católica y que están relacionados con la última dictadura militar.

LOS CRIMINALES Y GENOCIDAS, COMO FRANCO, VIDELA O PINOCHET, SIEMPRE COMULGABAN ANTES DE FIRMAR SENTENCIAS DE MUERTE

LOS CRIMINALES Y GENOCIDAS, COMO FRANCO, VIDELA O PINOCHET, SIEMPRE COMULGABAN ANTES DE FIRMAR SENTENCIAS DE MUERTE

Así, la Iglesia en Argentina fue instada por el Sumo Pontífice a “ordenar y digitalizar la documentación que la Santa Sede, el Episcopado argentino y la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires conservan de los ‘años de plomo’“, agrega la nota.

Un comunicado conjunto, emitido por la Santa Sede y la Conferencia Episcopal Argentina, explica que el “proceso de organización y digitalización” de los archivos que contienen información de la dictadura “ha terminado”.

El Vaticano adelanta que “próximamente” se determinará un protocolo, para que “las víctimas y familiares directos de los desaparecidos y detenidos y, en el caso de religiosos o eclesiásticos, también sus superiores mayores”, puedan acceder a esa información.

La Iglesia católica, explica el comunicado, ha desarrollado ese trabajo de desclasificar documentos de la dictadura, “teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz, continuando con el diálogo abierto a la cultura del encuentro en el pueblo argentino”.

Vale recordar que el anuncio del papa cumple con la promesa hecha a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, “en el encuentro que mantuvieron el 24 de abril en el Vaticano“, apuntan varios medios periodísticos.